Quiénes somos

Historia de la Provincia

Nuestra labor

Nuestro Carisma

Nuestra Regla de vida

Un grupo de Religiosos que...

La Orden de San Agustín nació jurídicamente en el mes de marzo del año 1244, cuando el Papa Inocencio IV unió ciertos grupos de ermitaños como comunidad de hermanos mendicantes. La Orden, desde sus inicios, reconoce a san Agustín como padre, maestro y guía espiritual, ya que de él recibe su Regla, nombre, doctrina y espiritualidad.

Nuestra Orden Religiosa de hombres(también hay rama femenina) aprobada por el Papa y cuyos individuos viven bajo una Regla y Constituciones establecidas por su fundador, que siguen los consejos evangélicos...

 

Labor social

Los Agustinos junto al mensaje de salvación se preocuparon de la organización civil de los indígenas desparramadas por la sierra. Testimonio de esto lo da el P. Calancha en su obra histórica afirmando: "Los Agustinos formaron y fundaron pueblos en tan buena idea que hoy día son ciudades hermosas y pueblos deleitables".

Evangelización y Enseñanza académica

El deseo de llegar a los indios en su propia lengua fue una exigencia que los Agustinos consideraron de suma importancia desde su llegada a Nueva España. Siendo la lengua su primera preocupación tan pronto como llegaron se dieron al estudio de la lengua mexicana ayudados por los Franciscanos y los Domínicos, pero sobre todo, asesorados por un indígena cristiano que les pusieron a su disposición, el cual tan bien instruido en la fe que causó gran admiración a los recién llegados.

Sobresaliente fue la actuación Agustiniana en el panorama intelectual de la naciente sociedad Novohispana y se merece subrayar de entre sus Religiosos la figura de Fr. Alonso de la Veracruz, quien a su llegada a México en 1536 junto con otros Agustinos Bartolomé de Morales Bienhechor, fundaron su primer Colegio e instituyeron para sostenerlo económicamente la Cofradía del Santísimo Nombre de Jesús, , en el Capítulo de 1540, en el pueblo de Tiripitío fue señalado como sede de los estudios Superiores de los Agustinos.

1. Ante todas las cosas, queridísimos Hermanos, amemos a Dios y después al prójimo, porque estos son los mandamientos principales que nos han sido dados.  

2. He aquí lo que mandamos que observéis quienes vivís en comunidad.  

3. En primer término ya que con este fin os habéis congregado en comunidad, vivid en la casa unánimes tened una sola alma y un solo corazón orientados hacia Dios.  

4. Y no poseáis nada propio, sino que todo lo tengáis en común, y que el Superior distribuya a cada uno de vosotros el alimento y vestido, no igualmente a todos, porque no todos sois de la misma complexión, sino a cada uno según lo necesitare; conforme a lo que leéis en los Hechos de los Apóstoles: "Tenían todas las cosas en común y se repartía a cada uno según lo necesitaba".  

5. Los que tenían algo en el siglo, cuando entraron en la casa religiosa, pónganlo de buen grado a disposición de la Comunidad.  

Carisma Agustino

Dentro de la familia religiosa agustiniana se ha considerado la amistad comunitaria, como uno de los aspectos más relevantes del carisma de san Agustín.

El porqué se explica en que San Agustín vivió siempre rodeado de amigos, desde pequeño manifestó poseer esa particular sensibilidad del alma y calidad de corazón que espontáneamente despierta sintonías, irradia bienestar, estimula y reconforta.

Adolescente y joven, Agustín, conoció  indudablemente la amistad superficial motivada por los impulsos y atracciones de la carne. Pero esta fue muy pronto trascendida, para dar paso a esa más auténtica  que es «Amor de alma a alma» ...

 

 

 

 

 

 

 

Muchos ubican la fundación de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de México en 1533, sin embargo, esto es un error, puesto que, lo que en realidad ocurrió aquel año, fue la llegada de los agustinos a tierras nova hispanas procedentes de España de la Provincia madre de Castilla.

Tres años después de la llegada de los franciscanos a la Nueva España, en el año de 1533. El P. Fr. Francisco de Nieva (y no Santo Tomás de Villanueva), Provincial de Castilla, tuvo a bien unirse al proyecto evangelizador de estas tierras y envíó una expedición compuesta con los siguientes eminentes frailes: Francisco de la Cruz, Jerónimo Jiménez y Juan de San Román; además  tres religiosos de la comunidad de Salamanca, Juan de Moya, Alonso de Borja o de Aranda y Agustín de Coruña; el P. Jorge de Ávila; y uno del Convento de Toledo llamado Juan de Oseguera. De este grupo de frailes fue electo Fr. Francisco de la Cruz como superior...

Nuestra Provincia

Nuestra Provincia Agustiniana del Santísimo Nombre de Jesús de México tiene como Superior Mayor  al P. Fr. R. Baltasar Torres Durán, OSA quien junto con cuatro consejeros, un Ecónomo y un Secretario estan al frente del gobierno para servir a todos los hermanos frailes que conformamos esta Provincia. El P. Fr. Baltasar es originario de Meztitlán, Hidalgo, deonde tenemos nuestro hermoso COnvento de los Santos Reyes; El P. Baltasar asumió el cargo desde Junio del 2013 y actualmente su sede está en la Curia provincial en Tlalpan D.F., cabe mencionar que además del cargo de Prior provincial, es el Sacrista Provincial.

1. Primer Consejero P. Fr. Secundino Peña Mery, OSA

Párroco del Convento de la Transfiguración, Malinalco, Edo. de Méx 

 

2. Segundo Consejero P. Fr. Mario E. López del Castillo, OSA

Rector de San Bernardo, Centro D.F.

 

3. Tercer Consejero P. Fr. Abel Torres Torres,OSA

Párroco de Ntra. Señora del Sagrado Corazón, Narverte D.F. 

 

4. Cuarto Consejero P. Fr. Daniel Martínez Martínez, OSA

Párroco de la SAntísima Trinidad, Granjas D.F. 

El Gobierno Provincial está conformado también por un Ecónomo Provincial, que se encarga de cuidar los bienes de la Provincia y administrarlos bajo la dirección del Prior Provincial​, según los estatutos de la Provincia. Por su parte, el Secretario Provincial se encarga de ordenar y administrar los registros de la Provincia, bajo la dirección del Prior Provincial y su consejo. 

 
X
Password:
Wrong password.